Categorias: Actualidad

Los secretos de la vida de Nahir Galarza en la cárcel: de qué trabaja, qué estudia y su historia de amor con un preso

Presa en la cárcel de mujeres de Paraná, la asesina de Fernando Pastorizzo vive un presente muy particular.

Publicado por
Leandro Mazza

Si las cosas siguen como hasta hoy, Nahir Galarza va a recuperar la libertad cuando tenga 54 años. La joven ingresó con 19 a la Unidad Penal Femenina 6 Concepción Arenal de Paraná condenada a prisión perpetua por el crimen de Fernando Pastorizzo. Con el tiempo se convirtió en una especie de celebridad, alentada por la cobertura de los medios y el interés que su figura generaba. La banalización del caso hizo que sea noticia por algunos romances que tuvo. También por su vinculación con figuras del medio como Jorge Zonzini, que fue su manager y Raquel Hermida Leyenda, abogada mediática que auspició durante un tiempo como su abogada.

“Hace unos 15 días tuvo una audiencia ante el juez de ejecución, y en ese marco nos vimos: allí se discutieron cuestiones relacionadas a la pena. Nahir tiene contacto fluído con otros abogados del estudio que se encargan de cualquier tipo de pedido de autorización que necesite, como ir a un médico especial; las autorizaciones para una visita íntima; o lo que sea. Va al médico, al psicólogo, está trabajando en la panadería del penal y cumple horarios y estudia programación informática. Además, tiene una relación con un chico que se encuentra detenido en la Unidad Penal 1 José O’Cconor de Paraná”, detalla a Revista Gente José Ostaloza, abogado de la asesina.

Tiene un 9 de conducta y un 6 de concepto. “No sé si con alguna interna no tiene algún problema. Es una convivencia diaria en donde seguramente los debe tener, pero si son graves es algo que se vería reflejado en alguno de esos dos puntajes. Es algo que le podría permitir acceder a ciertos beneficios a partir de que se la fijen. A través del estudio muchas veces se descuentan meses o días en el computo de la pena, pero no es el caso de ella porque no se le fijó”, explica sobre el comportamiento de Galarza.

La Unidad Penal Femenina 6 Concepción Arenal de Paraná, donde se encuentra detenida Nahir Galarza.

Qué estudia y dónde trabaja Nahir Galarza

Insertada en medio de un barrio ubicado en la zona cercana a las afueras de la ciudad de Paraná, la Unidad Penal Femenina 6 Concepción Arenal presenta la particularidad de tener dos comercios a la calle.

Uno es una lavandería y el otro, una panadería en donde Galarza trabaja. Los locales ofrecen atención al público y cuentan con la mano de obra de las internas para la elaboración de comidas caseras, pan, tortas, facturas pan, tortas saladas y preparaciones dulces para el té.  

Así está hoy Nahir Galarza, a seis años de su detención. La imagen corresponde al documental "Nahir: el creseto de un crimen".

Además de esta actividad, la detenida cursa la carrera de Programación Informática que brinda la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) que se dicta en el penal de varones que está emplazado justo al frente. Para ello, la joven cruza caminando con el resto de las reclusas y personal del Servicio Penitenciario a ese centro de detención.

La historia de amor carcelaria de Nahir Galarza

Aquí se encuentra detenido el novio de Nahir Galarza, en la unidad penal ubicada en frente. Allí también la reclusa estudia.

El presente la encuentra con la última novedad: esta de novia con un detenido de la Unidad Penal de Varones 1 José O’cconor. “Se llama Ayala. Se conocieron porque comparten las clases juntos. Tienen una buena amistad. Cuando ella se cruza para acá charlan y toman mate juntos”, dice uno de los guardiacárceles de la Unidad de Varones 1 Juan José O’Connor a Revista Gente.

“Es una relación”, confirma sin vueltas a Revista Gente el abogado de la detenida, José Ostolaza. “Hay abogados del estudio que conocen en mayor detalle esta situación porque son quienes piden los datos concretos para que ellos se puedan ver. Para que él ingrese al penal de mujeres o ella se traslade al de varones, por fuera de las clases, tiene que haber una autorización judicial”, suma.

Así está hoy la casa de Nahir Galarza, ubicada en la calle Pronunciamiento y a metros de la costanera de Gualeguaychú.

“Desde lo legal, Nahir está en condiciones de pedir que la trasladen para hacer lo que se denomina visita higiénica. En este caso ella sale acompañada por los funcionarios públicos del servicio penitenciario tras conseguir la autorización del juez”, explica.

“Hay todo un protocolo que va desde el punto de vista psicológico y llega hasta el aspecto médico. No es tan simple como ‘conocí a alguien estudiando y ya tengo acceso a él con una simple autorización’. Acá se aplica un protocolo en el que le hacen varios estudios médicos y, luego, un psicólogo determina si es favorable que esto suceda en base cómo se encuentra ella”, sintetiza sobre el procedimiento.

El lugar en donde se produjo el crimen de Fernando Pastorizzo, en Gualeguaychú.

El presente de la mamá de Nahir Galarza