Salud: por qué es importante contar con conocimientos de RCP y DEA – GENTE Online
 

Salud: por qué es importante contar con conocimientos de RCP y DEA

Las personas para cuidarse siempre en lo primero que piensan es en incorporar hábitos saludables, mejorando la salud en todas sus áreas, inclusive el sistema cardiovascular, que puede sufrir de manera silenciosa las consecuencias del tabaquismo, la hipertensión o la obesidad, entre otros factores. Por eso, es clave aprender medidas para accionar en cualquier caso de emergencia.
Salud
Salud

A la hora de pensar como cuidar la salud, la gente tiene tendencia a empezar por lo básico, sea una dieta equilibrada o incorporar hábitos saludables como el ejercicio, pero pocos saben que una de las cosas que más importancia hay que darle es como prevenir situaciones que afecten el sistema cardiovascular, o como ayudar si este mismo colapsa. Son varios los factores que pueden producir esto, como la hipertensión, la obesidad, entre otros factores.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel global las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte y se cobran 17,9 millones de vidas al año. Además, más de 4 de cada 5 muertes por enfermedades cardiovasculares se deben a cardiopatías coronarias y accidentes cerebrovasculares.

La Dra. Paola Caro (MN 113.445), directora Médica de vittal, detalla que los síntomas de problemas en el corazón pueden ser dolor en el pecho tipo opresivo, dolor o malestar en brazos, cuello, hombros, mandíbula y espalda, dificultad para respirar, cansancio que se siente fácilmente durante el ejercicio o la actividad, latidos cardíacos muy rápidos o lentos, palpitaciones o aleteo en el pecho, mareos o desmayos, debilidad o fatiga, hinchazón de manos, piernas, tobillos o pies, tos seca y persistente. En caso de presentar dolor en el pecho que se extiende a la mandíbula, brazo izquierdo o dificultad para respirar y/o desmayos, sostiene que se debe consultar a un servicio de emergencia de inmediato.

En cuanto a los accidentes cerebrovasculares, en la Argentina se produce un ACV cada 9 minutos y se registran 126 mil casos por año, de los cuales 18 mil terminan en muerte. A nivel mundial, estas urgencias representan la cuarta causa de muerte y la primera de discapacidad.

“El ACV es causado por la brusca pérdida de flujo sanguíneo al cerebro”, apunta la Dra. Caro. En apenas minutos, señala, las neuronas se debilitan o mueren porque las células nerviosas no pueden funcionar sin oxígeno. Por eso, reconocer un ACV en el momento que ocurre es fundamental para poder acudir de inmediato a un centro médico.

Los signos o síntomas de un ACV son debilidad o sensación de que se duerme un lado de la cara, un brazo o una pierna, especialmente del mismo lado, dificultad repentina para hablar o comprender, aturdimiento, problemas para caminar, problemas repentinos de visión en un ojo o en ambos, mareos, pérdida de equilibrio o falta de coordinación del cuerpo (por ejemplo, querer agarrar algo y no poder), dolor de cabeza muy fuerte y repentino. Sí, se sospecha que una persona está atravesando un ACV, se recomienda llamar al sistema de emergencias o llevarla rápidamente a una guardia médica si está cerca.

Acerca de los principales factores de riesgo, la Directora médica de Vittal explica que la hipertensión arterial está presente en casi el 80% de los pacientes que sufren un ataque cerebral en la Argentina. “Además, el 22% de quienes tienen un ACV son diabéticos. Por otro lado, el peligro aumenta entre un 50% y un 70% en fumadores, y el impacto es mayor en las mujeres. Otros factores de riesgo son el colesterol alto y el alcoholismo”, apunta.

Por qué es importante tener conocimientos en RCP y DEA

Según el Ministerio de Salud de la Nación, las fallas cardíacas producen en Argentina alrededor de 40.000 fallecimientos al año. Ante esta emergencia, realizar las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y saber utilizar un Desfibrilador Externo Automático (DEA) pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte, ya que cualquier persona puede brindar una primera asistencia hasta el arribo de los profesionales de emergencias médicas.

Por cada minuto de retraso se pierde un 10% de posibilidad de reanimación. Además, los primeros 6 minutos son cruciales para lograr revertir la condición e incluso para quedar sin secuelas o consecuencias

Dra. Paola Caro

La RCP permite mantener la oxigenación de los principales órganos, con compresiones torácicas, en situaciones donde la persona no tenga pulso, no respira o haya tenido un evento súbito de pérdida de conciencia y haya cesado la respiración y la circulación. “La mayoría de las eventualidades ocurren en lugares públicos, el trabajo o en el hogar. Con conocimientos en RCP y DEA, cualquier persona puede atender una emergencia en los primeros minutos y eso, muchas veces, puede salvar vidas”, indica la especialista. Y añade que en casos en que la situación de emergencia sea compleja, “hay que realizar la reanimación mediante compresiones torácicas para restablecer la circulación sanguínea hacia el cerebro y otros órganos vitales”.

En tanto, el DEA es un equipo que aplica una descarga de corriente al corazón para restablecer el ritmo cardíaco de una víctima de paro cardiorrespiratorio causado por fibrilación ventricular. “La muerte súbita puede afectar a personas de cualquier edad, sexo y estado físico, en cualquier momento y lugar. El 75-80% de los casos de muerte súbita se deben a una fibrilación ventricular y más del 70% se producen en el ámbito extrahospitalario, haciendo que la comunidad sea la primera encargada de atender un hecho de esta naturaleza”, afirmó la Dra. Caro con datos del Ministerio de Salud de la Nación.

Además, la profesional anota que, en general, la posibilidad de sobrevida de una persona que presenta paro cardíaco por fibrilación ventricular es del 5%. “Con la utilización inmediata de un DEA sumado a las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP), este porcentaje sube hasta un 75% si se aplica antes de los tres minutos. Por cada minuto que pasa la posibilidad disminuye un 10%”, enfatizó. Para utilizar un DEA no es necesario ser personal de la salud, aunque es recomendable obtener estos conocimientos como forma de complementar un curso de RCP.

Recomendaciones para mantener el corazón sano

“Uno de los consejos es llevar una alimentación equilibrada, sin exceso de sal ni grasas. Pero hay que saber que existen grasas beneficiosas para la salud, como las que aportan el aceite de oliva, los frutos secos y las semillas, que poseen ácidos grasos esenciales (Omega3 y 6) que el cuerpo no puede fabricar; y vitamina E (un antioxidante que previene el envejecimiento de las células)”, aclaró la Dra. Caro.

También añadió que se debe reducir el consumo de bebidas azucaradas y optar por el agua o las bebidas sin azúcar, comer 5 porciones de fruta y vegetales al día, limitar el consumo de alimentos procesados y envasados; y mantener el consumo de alcohol dentro de los límites recomendados.

Asimismo, apunta que no fumar es muy importante porque, a modo de ejemplo, los hombres que fuman alrededor de un cigarrillo por día tienen un incremento de riesgo de infarto del 48% y un aumento de riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) del 25% en comparación con los no fumadores.

Otros puntos a tener en cuenta son el control frecuente de la presión arterial, los niveles de colesterol y la glucosa en sangre y la actividad física. “Hacer 30 minutos de ejercicio 5 veces por semana o 1 vez a la semana, 75 minutos de actividad física de alta intensidad (según la salud integral de cada persona y la recomendación de su médico de cabecera) reduce en un 40% la muerte temprana”, subrayó la Directora médica de Vittal.

Más información en Gente

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig