Ómicron: cuáles son las vacunas mejor rankeadas para combatir la nueva cepa – GENTE Online
 

Ómicron: cuáles son las vacunas mejor rankeadas para combatir la nueva cepa

Ómicron, niveles de efectividad de las vacunas
Según datos preliminares, señalan que la mayoría de los inmunizantes existentes que se aplican en la mayor parte del mundo ofrecen entre poca y cero resistencia para detener la nueva cepa de coronavirus.
Actualidad
Actualidad

Datos preliminares, entre una multitud que se están recogiendo alrededor del mundo, indican que hay una reducción en la inmunidad frente a la variante Ómicron entre aquellos que tienen la pauta inicial de vacunación completa (dos o una dosis, según la vacuna recibida) o que han pasado la infección del Covid-19, señaló la Organización Mundial de la Salud,(OMS).

No obstante, todas las vacunas parecen ofrecer un grado de protección significativo contra las enfermedades graves causadas por la nueva cepa de Ómicron, que en definitiva es el objetivo más importante de las vacunas. En ese sentido, según indican estudios estadounidenses, solo parecen tener éxito para detener los contagios las dosis de Pfizer y Moderna, con la condición de que haya una dosis de refuerzo.

Sin embargo, cabe remarcar que, las vacunas de Pfizer y Moderna no se encuentran disponibles en la mayor parte del mundo, lo que podría desencadenar un conflicto de intereses en la administración de Joe Biden, que con el pasar de los días ve un incremento preocupante de casos de Covid-19 a causa de la variante Ómicron.

Es que, el Gobierno americano tomó hace algunos meses el estandarte por la equidad de vacunas entre los países desarrollados y los que están en vía de desarrollo, como es el caso de los países africanos, centro americanos o asiáticos, que presentan un baja tasa de vacunación debido a la escasez de vacunas. En ese sentido, con el incremento de contagios en todo el mundo, la OMS podría presionar a Estados Unidos a que de el ejemplo y done más vacunas, que casualmente son de las marcas más efectivas, según los estudios publicados.

Cómo están las otras vacunas

Según las primeras investigaciones, las otras dosis, incluidas las de AstraZeneca y Johnson & Johnson, y las fabricadas en China y Rusia, ofrecen entre poca y ninguna resistencia para detener la propagación de Ómicron.

Estos resultados preocupan al ente sanitario internacional, ya que, la mayoría de los países construyeron sus programas de inoculación en torno de estas vacunas, y a medida que la nueva cepa de coronavirus avanza, en un mundo donde miles de millones de personas siguen sin recibir recibir la vacuna, esto podría tener un profundo impacto sobre la evolución de la pandemia.

Cabe remarcar, que hasta ahora, la mayoría de las evidencias no se basan en el seguimiento de los efectos en poblaciones del mundo real, sino en experimentos de laboratorio que no reúnen el conjunto de la respuesta inmune del cuerpo. Sin embargo, los resultados no dejan de preocupar.

Niveles de protección entre vacunas

Entre las diferencias que presentan las vacunas de Pfizer y Moderna, que las distinguen del resto, es que utilizan la nueva tecnología de ARN mensajero, que viene ofreciendo sistemáticamente la mejor protección contra el contagio de todas las variantes. Todas las otras se basan en viejos métodos para activar la respuesta inmune.

Asimismo, las vacunas chinas, Sinopharm y Sinovac, que representan casi la mitad de todas las dosis fabricadas a nivel global, ofrecen un nivel de protección cercano a cero para el contagio de Ómicron. La gran mayoría de la población de China recibió esas vacunas, que también son ampliamente utilizadas en países de ingresos bajos y medios, como México y Brasil.

A su vez, un estudio preliminar sobre la efectividad de la vacuna Oxford-AstraZeneca demostró que es incapaz de detener el contagio de Ómicron seis meses después de la vacunación. El 90% de las personas vacunadas en la India recibió esa vacuna con el nombre de Covishield, que también fue muy utilizada en el África subsahariana, donde Covax, el programa de vacunación global contra el Covid, distribuyó 67 millones de dosis de esa marca a 44 países.

Por su parte, los investigadores predicen que la vacuna rusa, Sputnik, que se administra en África y América Latina, también arrojaría tasas de protección decepcionantes contra Ómicron. Sin embargo, en los últimos días, científicos rusos comunicaron lo contrario e indicaron que el porcentaje de inmunidad respecto a la nueva cepa era bastante tranquilizante.

Finalmente, la demanda de la vacuna de Johnson & Johnson estuvo en aumento en África porque su administración en monodosis que facilita su distribución en entornos de bajos recursos, pero también presentó una capacidad insignificante para bloquear el contagio de ómicron.

Más información en Gente

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig