Todo lo que se sabe sobre la enfermedad de Furia de Gran Hermano – GENTE Online
 

Todo lo que se sabe sobre la enfermedad de Furia de Gran Hermano

A una semana de comenzar a presentar síntomas, Furia conoció el diagnóstico de su enfermedad y decidió contárselo (en primer lugar) a sus compañeros, horas antes de hablar en vivo en Gran Hermano
Actualidad
Actualidad

Hace una semana Juliana Scaglione comenzó a presentar signos de malestar en la casa de Gran Hermano. Debido a su dolor in crescendo en el estómago decidió acudir a la producción del reality y advertirles sobre sus síntomas.

Fue entonces que la producción debió organizar un protocolo para sacar a la participante, sin que tuviera conocimiento de nada de lo que ocurría en el mundo exterior.

La noticia fue informada por Santiago del Moro en primera instancia por redes sociales: "Amigos, les quiero contar algo importante: Juli próximamente va a salir de la casa de Gran Hermano según han decidido los médicos para ampliar unos estudios clínicos".

La hermana de Furia desmintió que la participante estuviera embarazada

Uno de los primeros rumores que surgieron en torno a la enfermedad de Furia es que se trataría de un embarazo. Pero rápidamente su hermana mayor, Georgina, lo desmintió diciendo: "Hola a todos, gracias por todos los mensajes de amor para Furia. ¡Está todo bien! Furia está más fuerte que nunca, muy cuidada y protegida, por todos. Gracias, gracias, gracias de corazón a todos por tanto amor". 

"Para todos los haters, no inventen noticias falsas, la única voz real es la de Furia. No voy a ser tía", concluyó sentenciando la hermana de la jugadora, indignada por todo lo que se dijo a partir de que se conoció esta noticia.

La palabra de Laura Ubfal sobre la salud de Furia

La primera periodista en filtrar información sobre el estado de Juliana Scaglione fue Laura Ubfal, quien anticipó que la muchacha tendría una anemía producto de una mala alimentación durante semanas en la casa.

"Evidentemente Furia no sigue la mejor alimentación, dada las características del juego, adelgazó mucho, como otros participantes y hubo una decisión de la producción de hacerle controles fuera de la Casa", aseguró la periodista.

Paso a paso, cómo fue el protocolo para sacar a Furia de la casa de Gran Hermano

Al comenzar la gala del pasado martes, Santiago del Moro informó sobre cómo iba ser la inminente salida de Juliana "Furia" Scaglione de la casa de Gran Hermano.

Primero el conductor de GH reveló que la producción del programa está preparando un protocolo para que no pierda el aislamiento, y luego agregó un dato clave: "Se habla de horas, porque se trata de estudios nada más", aclaró Santiago del Moro, sobre el tiempo que estaría fuera de la famosa casa.

El conductor fue insistente al decir: "No va a romper el aislamiento, va a tener un protocolo especial", reiteró.

Ante las dudas sobre cómo será este protocolo de la producción, explicó: "La van a retirar a la hora que los médicos consideren. Va a ir a un lugar que ya está prestablecido. Va a tener todo tipo de protocolo, con auriculares. No creo que lo vayan a ver. Pero después cuando ella vuelve a la casa voy a hablar con ella también, pero siempre que ella cuente lo que quiera contar" sostuvo.

Después, agregó: "El acuerdo al que llegaron los médicos es que va hacer los estudios y vuelve a la competencia, porque quiere ganar".

La insólita manera en la que Furia les contó a sus compañeros sobre su problema de salud

Los primeros estudios de Furia fuera de la casa arrojaron que la joven se encontraba transitando una "infección urinaria", pero debido a que los análisis de sangre también arrojaron valores preocupantes en otros aspectos, la producción se vio en la necesidad de realizarle un chequeo más exhaustivo en un centro médico de alta complejidad.

Aunque tanto la producción como el propio conductor del reality, Santaigo del Moro, le dieron la posibilidad a la jugadora que manteniera en privado su diagnóstico, fiel a su personalidad Furia decidió contar todo a sus amigos en pleno vivo.

Gracias Santi, no pensé que se iba a exponer tanto, pero la realidad es que tengo que tomar consciencia, que para mí esto es mi vida, que yo dejé mi vida igual que todos ustedes para estar acá adentro pero bueno también tengo un currículum familiar bastante heavy, de lo cual no tengo que asustarme, pero creo que... nada... no me quiero ir, pero llegó el momento de que tengo que tomar consciencia. Esa es la palabra”, comenzó diciendo Furia ante las miradas expectantes de sus compañeros de casa.

Las miradas de los jugadores de Gran Hermano iban tornándose cada vez más hacia la conmoción a medida que Furia hablaba: “Ya tuve un llamado de atención, la semana pasada no comí bien, creo que me bajaron las defensas. Ahora los estudios no dieron bien, no sé cómo decirles esto porque yo jamás diría esto, pero bueno se los tengo que comunicar porque mañana ya no me van a ver. Yo voy a abandonar el juego”.

Esto provocó una ola de comentarios, que no podía creer lo que escuchaban y que incluso varios llegaron a llorar ante la situación. Los dos que mayor asombro y preocupación manifestaron fueron Emmanuel Vich y Mauro D’Alessio.

De las lágrimas al enojo con Furia por su forma de contar sus problemas de salud

En medio del clima tenso y triste que generó Furia por lo que estaba contando, la polémica jugadora de Gran Hermano eligió continuar unos minutos más y expresar que “si es un tratamiento yo lo quiero hacer afuera, lo quiero pasar con mi familia”.

“No lo quiero hacer acá adentro y menos molestando a gente que tal vez pueda ganarse un premio. Quiero estar en la final, pero creo que primero está mi salud. No se pongan mal, que con los que pueda disfrutar estas horas que me quedan y creo que es eso Santi”, dijo dando un cierre a la explicación de su estado de salud.

Furia se quebró en el confesionario.

Aunque Santiago Del Moro, aparentemente también sorprendido, intentó volver a dirigirse a los hermanitos, inmediatamente fue interrumpido por Furia que dijo: “También quería decirles que esto es una joda” y lanzó una fuerte carcajada.

“Si mañana me voy a hacer unos estudios, voy a salir de la casa. Me gusta reírme de ciertas cosas, sé que no se jode con la salud y por eso me voy a hacer los estudios, para volver y romperles todo a los que me quieren dejar afuera. Voy a volver cariño”, dijo poniendo fin a la perfo que realizó frente a sus compañeros.

Furia salió llorando del confesionario y volvió a abandonar la casa por su enfermedad

Juliana Furia Scaglione atraviesa un momento muy difícil. Es que, mientras está en Gran Hermano, tuvo que salir del juego para hacerse estudios ya que podría estar atravesando una enfermedad muy difícil. En las últimas horas, se supo que la jugadora podría tener que volver a abandonar el reality.

La semana pasada, Juliana tuvo que irse de la casa luego de que los médicos detectaran una alteración en algunos de los valores de los análisis que le realizaron. Al regresar al programa, la jugadora blanqueó: "En este momento tengo que pensar en mí... me acabo de hacer un estudio que me puede dar leucemia".

"Bueno, fijate. Yo hoy debería poder estar tirada ahí pensando que me puede agarrar una poron... Tengo 33 años y puedo tener cáncer en la sangre, ponele. Vamos a llevar al extremo a mi estudio, ¿yo estoy mal? Tengo que esperar 48 horas para que me digan qué mierda tengo", compartió Juliana en una charla con Bautista y Mauro.

Desde que se hizo los estudios, la participante está esperando el resultado que, en su momento, Santiago del Moro comentó que seguramente los tendrían el lunes a primera hora. Es por esto que se sabía que este sería un día muy particular para Furia.

Lo cierto es que en la madrugada del domingo se la pudo ver a Juliana muy angustiada y, según trascendió en las redes, habría salido llorando del confesionario.

Furia confirmó su enfermedad a sus compañeros antes de su última aparición en televisión

Tras un día cargado de incertidumbre, Furia le confirmó a sus compañeros que las noticias que recibió en el sanatorio de Los Arcos no fueron buenas y que efectivamente está enferma.

Esta mañana, alrededor de las 8, la participante había abandonado la casa para escuchar el diagnóstico de boca de los médicos que estuvieron a cargo de sus análisis.

Y aunque en un comienzo aseguró que no podía contar nada, finalmente la participante blanqueó qué le dijeron.

La palabra de Furia a sus compañeros de Gran Hermano

"Pará, ¿cuántos somos? Ya que estamos acá les digo el diagnóstico porque veo que algunos quieren saber", fueron sus primeras palabras.

Y siguió: "Tengo algo que es una mierda pero que no tengo que tener tratamiento".

Al notar que Furia estaba hablando de su enfermedad, la producción cortó la transmisión de inmediato, por lo que no se pudo escuchar cómo continuó su relato de lo vivido en la mañana de este lunes cuando debió salir de la casa para acercarse a hablar con los médicos.

Cabe recordar que pese a que en esta ocasión no hizo alusión a qué tipo de enfermedad padece, días atrás aseguró que los estudios se los iban a realizar para constatar si tenía leucemia.

Más información en Gente

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig