La verdad detrás del emprendimiento de Momo, el hijo de Jimena Barón – GENTE Online
 

Jimena Barón confesó por qué apoya a Momo en su emprendimiento de verano

Jimena Barón y su hijo, Momo
La cantante reveló la verdad detrás del "negocio" del adolescente para la temporada de vacaciones en la costa argentina y, aunque se muestran muy cómplices en redes, busca dejarle importantes lecciones de vida.
Celebrities
Celebrities

El verano pasado, Jimena Barón (36) presentó el emprendimiento de su hijo Momo (9) que se estrenó como "mini empresario" vendiendo pulseras en sus vacaciones a la costa argentina. El vínculo entre ellos es bastante fuerte, pero además de jugar, pasarla bien y ser cómplices, también le da fuertes lecciones de vida a su primogénito.

Comenzó a fabricar accesorios playeros con mucha dedicación para luego vender en la playa, como si se tratara de un artesano experto en la materia. Ahora, vuelven a reactivar el negocio, reponen stock y se preparan para lo que será la nueva temporada.

El stock de Momo para su emprendimiento de verano.

En sus historias de Instagram, la cantante mostró cómo es el paso a paso para hacer las pulseras, tobilleras y collares de mostacillas y caracoles que ofrecen a los clientes de su hijo.

"Adivinen quién retoma su emprendimiento para el verano?", escribió Jimena en una imagen, donde se ven todas las piedritas que usan para hacer estos productos organizadas.

Jimena Barón, le pidió ayuda a sus seguidores de Instagram para seguir apostando al emprendimiento de Momo. "Necesitaría mucho un delivery de mercería... tipo elegir online, la piedra, el ganchito y que me lo manden, ¿existe eso?...", preguntó.

"Y quiero comprar piedras buenas, porque me pasó con estas de color, se destiñeron... no quiero que me pase eso, porque yo los hago con ganchos caros, cosas lindas. Y quiero hacerlas con cosas buenas, porque lleva el mismo laburo", apuntó.

El objetivo de Jimena Barón con el negocio de Momo

La artista contó cuál es su objetivo como mamá, al apoyar al jovencito en este hobbie, que se convirtió en algo rentable: "La verdad es que estoy yo acá, trabajando... Estamos metiendo cristales de roca, porque yo rompí unos collares míos...", comenzó diciendo.

Además, dio detalles de la dinámica con Momo: "Yo gasto plata, lo ayudo a hacer los collares, y después él los vende en la playa, y, esa es la plata de su verano... Se compra el helado, el licuadito, todo con su emprendimiento", agregó.

"La idea es que maneja sus finanzas de vacaciones, y vean cuánto salen las cosas que pide y cuánto cuesta gastar esa plata. Me sale más caro comprar todo para hacer los collares que darle la plata, pero me copa la enseñanza", confesó.

Más información en Gente

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig