La indignante situación que vivió Flor Regidor como modelo antes de entrar a Gran Hermano: "Fue muy duro" – GENTE Online
 

La indignante situación que vivió Flor Regidor como modelo antes de entrar a Gran Hermano: "Fue muy duro"

La joven habló con revista GENTE sobre los momentos más difíciles de su vida, la gran oportunidad que no pudo rechazar siendo modelo y anticipó cómo continuará su historia de amor con Nico, su compañero de juego.
Entretenimiento
Entretenimiento

Con tan sólo 22 años recién cumplidos, Flor Regidor se convirtió en una de las participantes más queridas de la edición actual de Gran Hermano (Telefe). Dentro de la casa se enfrentó a Juliana "Furia" Scaglione, protagonizó un intenso romance y generó una ola de divertidos memes.

Entusiasmada por todo lo que la espera tras su salida del reality show, la modelo llegó a los estudios de revista GENTE con una actitud encantadora y desinhibida. Con más de 4 años de experiencia ante las cámaras, posó con son soltura y seguridad.

Flor Regidor repasó con revista GENTE su pasó por Gran Hermano y su vida antes del reality.

Además, no dudó en hablar sobre cómo vivió realmente los 3 meses que estuvo aislada o qué es lo que realmente piensa de Furia. También repasó su relación con Nicolás Grosman y reveló las últimas palabras que le dijo antes de ser eliminada.

A pocas semanas de la esperadísima e incierta final, apostó quiénes son sus favoritos para ocupar el podio y dio los motivos por los que cada uno merecería ganar.

La sorpresa de Flor Regidor por el apoyo de sus fans

—¿Cómo fueron los primeros días fuera de la casa? ¿Te esperabas esta repercusión?

—Fue una locura. Salí de la casa re contenta, pero nunca me imaginé tener apoyo. Eso era algo que remarcaba mucho porque en mi mente sólo iba zafando. Me sorprendí cuando vi que tenía cuentas de fans y mucha gente apoyándome. Estoy muy feliz... Salir de la casa e ir al estudio fue un súper flash.

—¿Qué le gustó a la gente de vos como para generar eso?

—Yo creo que fue mi espontaneidad y mi impulsividad. Soy sincera y creo que soy graciosa. Vi muchos memes de cosas que hice. Muchos me decían Floricienta por vivir todo muy intenso. Creo que muchos se sintieron identificaron con eso.

—¿Cuál fue el motivo por el que entraste a Gran Hermano?

—Siempre lo quise y lo manifesté un montón. Es algo que me apasiona. Yo bailo, canto y ahora descubrí que me gusta la tele. Me copa también el streaming...

"Salí de la casa re contenta", confesó luego de su eliminación.

—Entraste a la casa con el juego bastante avanzado, ¿cómo viviste eso?

—A mi me gustaba mucho el reality y en las primeras semanas me mantuve como espectadora. Me costó como un mes dejar de verlo así y empezar a jugar en serio. Yo sentía que estaba en una película.

—¿Cómo fue el cambio de las primeras semanas a las últimas? ¿Se siente que está llegando el final?

—Sí, re. De hecho, en las últimas semanas me llamó Gran Hermano porque me vio muy decaída. Pedí hablar con los psicólogos y lo que me pasó es que yo nunca había pensado llegar tan lejos. Yo había entrado pensando que como mucho iba a durar un mes. Me había preparado para salir y recibir hate. La verdad es que no pasó nada de eso y me sorprendí mucho.

"Nunca pensé llegar tan lejos", reflexionó luego de tres meses dentro de Gran Hermano.

Cómo cambió la relación con su papá tras su paso por Gran Hermano

—¿Cómo fue el reencuentro con tu familia?

—Apenas salí del hotel me reencontré con ellos y con mis amigos. Estaban todos muy felices y orgullosos.

—Tu papá no estaba muy feliz de tu ingreso al reality, ¿cambió su actitud?

—Yo conté que mi papá ni me había saludado... Cuando llegué a mi casa, me recibió él y empezamos a hablar un montón, estaba súper contento.

—¿Te pidió perdón?

—No, pero se notaba que estaba contento. Él pensó que yo la iba a pasar mal ahí adentro. En la primera charla me empezó a preguntar un montón de cosas. No vio nada del programa, pero había cosas que se enteraba porque le mandaban sus conocidos. Hasta una vecina con la que nunca hablamos le dijo: "Tu hija atendió el teléfono rojo". Él ni sabia de qué se trataba.

La modelo explicó por qué su papá no quería que entrara a Gran Hermano y cómo fue su primera charla tras su salida.

— ¿Pensabas en él estando dentro de la casa?

—Sí, obvio. Esperaba que entre en el congelados o que me mande un video. Pensé que me podía sorprender aunque también sabía que no le gustan estas cosas.

—¿A tu mamá le pasa lo mismo?

—No, mi mamá es puro amor. Ella solo quiere verme feliz y con eso está bien. También tengo una hermana que tiene 15 años y está chocha. No lo puede creer. Cuando salí me dijo: "La verdad es que estuviste espectacular".

—¿Seguís viviendo con tu familia?

—Sí, vivo con ellos por ahora en un departamento muy chiquito. Es más: duermo con mi hermana. Me encantaría poder independizarme, pero está muy difícil todo. Creo que voy a tener que esperar.

"Me encantaría poder independizarme", dijo Flor tras la salida del reality.

Flor Regidor habla sobre el mundo del modelaje: desde sus trastornos alimenticios hasta el cambio de paradigma

—¿Cómo era tu vida como modelo?

—Trabajé tres años de modelo hasta antes de entrar a la casa. Tenía una agencia que me ayudaba un montón a aprender cómo manejarme. Estoy agradecida porque me educó... Imaginate que hasta viví en Perú siendo modelo. En un punto necesitaba algo que me impulse y poder hacerme más visible. Quiero crecer en ese mundo.

—¿Cómo fue la experiencia de vivir en otro país a tus 20 años?

—Yo estaba atravesando una etapa en la que la estaba pasando muy mal. No viene al caso porque es algo muy personal... Me llegó la oportunidad un miércoles y el sábado de esa misma semana estaba en Lima. Sentí que era una señal y no lo dudé ni un segundo. Siempre fue mi sueño viajar con mi trabajo. Ahí me sentí muy bien porque no buscan un perfil tan europeo del 90-60-90.

—¿Efectivamente cambió el mundo de la moda respecto a los cuerpos?

—Definir a una modelo como curvy o plus size no me gusta. Creo que todos somos modelos por iguales. Eso depende en cada marca y qué es lo que busca. Yo pensaba que tenía que ser flaca para trabajar en el modelaje y no importa tanto la belleza, sino la actitud y las ganas.

"Pensaba que tenía que ser flaca para trabajar en el modelaje", expresó Regidor.

—¿Sufriste esa presión?

—Yo fui a terapia porque estaba muy mal por el tema de la comida. No iba eventos, no disfrutaba y la pasaba realmente mal. Llegué a pesar 50 kilos.

—¿Cómo trataste este tema?

—Con terapia lo solucioné. A medida que fueron pasando los días fui engordando y era normal porque estaba comiendo. Sufría un montón. Un día me llamó la dueña de la agencia y me preguntó cómo me sentía con mi cuerpo y yo le dije que estaba bien. Ella me dijo: "Notamos que tu cuerpo cambió y quizás hay marcas de lencería o de bikinis a las que no les iba a gustar". Yo le dije que no podía hablar en ese momento y le corté.

—¿Volviste a hablar con ella después?

—Sí, le escribí un texto enorme diciéndole que yo tenía un problema alimenticio y que estaba superando un trastorno de la conducta alimentaria. Le expliqué que antes no comía, que no estaba sana y que no era feliz. Le dije que me gustaba mi cuerpo de ahora y que me sentía cómoda. Le comenté que no me importaba si no le gustaba a los clientes de lencería y que si eso pasaba, que apuntemos a buscar otras marcas. Esto fue algo que me hizo más fuerte, pero a otra chica la hubiera matado.

La ex Gran Hermano habló con seriedad sobre uno de sus momentos más difíciles.

—¿Tuviste miedo de quedarte sin trabajo porque tu cuerpo había cambiado?

—Fue muy duro. Tenía miedo todo el tiempo porque pensaba que como estaba mejor tal vez no me iban a llamar. La verdad es que tuve en claro que yo estaba sana y que si pasaba eso me iba a tener que buscar otro trabajo.

—¿Hablabas con tu familia sobre lo que te estaba pasando?

—Ellos se dan cuenta, pero a veces pasa a los papás que no lo ven como un problema. O sea, lo notan, pero quizás no lo quieren aceptar. Es durísimo.

—¿Encontraste apoyo en tus amistades?

—Sí, obvio. Ellas siempre me quieren ver bien. Empezaron a notar que comía más. Pensá que antes no comía o si lo hacía, después pasaba dos días sin comer. En todo momento mis amigas estuvieron para apoyarme.

Flor Regidor recordó sus primeros años como modelo, la presión social y estética.

—Una vez que estuviste sana, ¿las marcas dejaron de llamarte?

—La verdad es que no. De hecho esto pasó antes de irme a vivir a Perú. También me llamaron de un montón de marcas de lencería o bikinis así que le cerré la boca a la dueña de la agencia.

Su profundo análisis sobre Furia y la final de Gran Hermano

—Faltan pocas semanas para la gran final, ¿a quiénes te imaginás llegando a esa instancia?

—Quiero que lleguen Nicolás, Virginia y Martín.

—¿Por qué ellos?

—Nico porque me parece que hay gente que desvaloriza su juego y le dicen caracol. La verdad que él es una persona súper inteligente y juega. Virginia me parece un ejemplo de mujer con todo lo que vivió. Me gusta cómo nos contiene, cómo responde... No se deja pasar por arriba, la verdad es que la quiero un montón y me encantaría que llegue a la final. "El Chino" me parece una estratega de la puta madre. Es muy inteligente.

"Virginia me parece un ejemplo de mujer", dice Flor Regidor tras su paso por Gran Hermano.

—Muchos piensan que Furia podría ser la ganadora, ¿qué opinas?

—Es una jugadora que tiene un juego psicológico increíble. O sea, es buenísima, pero yo creo que está dejando de lado el juego de la convivencia, porque también es un juego de convivencia. Yo voy a bancar a la persona que tenga las dos y no falte el respeto.

"Furia tiene un juego psicológico increíble", apuntó sobre la polémica jugadora.

—¿Por qué creés que ella es así?

—Sé que es una chica que vivió cosas muy feas que no le desearía a nadie. Todo el mundo vive cosas feas y no por eso tienen que ser así. Ella canaliza mucho todo lo que le pasó de sus papás o su enfermedad. Creo que aunque te pasen esas cosas, no podemos tratar a la gente mal.

—Protagonizó algunas situaciones un poco cuestionables y la gente la sigue queriendo...

—Es que ella es muy graciosa. Hay gente que está aburrida, la ve y se divierte. Yo no puedo entender cómo te divertís con eso. También debe tener fans que se sienten identificados con ellas por las cosas vividas. Hay fans para todos los tipos.

Qué fue lo último que le dijo Nico Grosman y cómo seguirá su relación

—¿Saliste de la casa enamorada de Nico?

—No sé si enamorada, pero me gusta. Creo que tenemos que conocernos fuera de Gran Hermano para ver qué pasa. Adentro de la casa se vive todo muy intenso... Tendré que esperar a que salga para ver cómo sigue... Adentro teníamos una relación súper linda

"Con Nico tenemos que conocernos fuera de la casa", reflexionó tras su intenso romance con Grosman.

—¿Qué es lo que más te gusta de él?

—Lo que más me copa es que es muy comprensivo y también es muy divertido. Es hermoso físicamente y además es muy inocente. No lo conozco al 100%

—¿Cómo viviste la separación tras tu salida?

—La verdad es que estuve bastante triste. Yo me quedo con lo que me dijo antes de irme: "Pase lo que pase, esperame. Falta poco". Elijo creer...

Fotos: Candela Petech
Video: Martina Cretella
Ropa: Zhoue

Más información en Gente

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig